Poemas: Indice por títulos


Poemas Vampíricos:

XVI. Suicidio de un vampiro
XVII: Transformación de un vampiro
XVIII. Sueños de vampiro
XIX. El espectro de un vampiro renegado
XX. Sombras de muerte
XXI. Memorias vampíricas I
XXII. Memorias vampíricas II
XXIII. Un vampiro no perdona
XXIV. En la inmensidad de la noche
XXV. ¿Y si no soy uno de los vuestros?
XXVI. Memorias vampíricas III
XXVII. Memorias vampíricas IV
XXVIII. Te amo, ¡Hazme inmortal!
XXIX. Amor vampírico III
XXX. Me llevo tu vida
XXXI. Rogando la muerte a un vampiro
XXXII. Tu orgullo contra el mío
XXXIII. Sopor nocturno, hastío vampírico
XXXIV. Una eternidad junto a ti
XXXV. Cuando la soledad pasa, a veces, los vampiros nos amamos
XXXVI. Agonía de un vampiro
XXXVII. La gente nos teme
XXXVIII. Vampiro enamorado
XXXIX.Un vampiro nunca muere
XL. La insoportable brevedad de tu vida en mi boca
XLI. Ocultos y furtivos (amor vampírico IV)
XLII. Alargando el instante de cazarte
XLIII. El paso del tiempo para un vampiro
XLIV. Escondidos en el cementerio
XLV. Escondiéndome de ti (amor vampírico V)
XLVI. Adiós mi amor (amor vampírico VI)
XLVII. Voy a contar murciélagos
XLVIII. Maldita humanidad
XLIX. Un vampiro en la casa de las ánimas
L. Despertar con la copa vacía
LI. Nada duele para un vampiro
LII. Besando tu agonía
LIII. Allí estabas, majestuosa y ufana
LIV. Los vampiros no pueden amar
LV. A la luz de las velas
LVI. Me delatan los colmillos
LVII. Llevarte conmigo quisiera
LVIII. Te extraño vampiro mío
LIX. Un baile de máscaras
LX. Duele transformarte en uno de los nuestros
LXI. Durante el día
LXII. Noche de muertos
LXIII. No hay paz para el vampiro
LXIV. Tu maldita luz
LXV. Silencio para el vampiro
LXVI. Echándonos de menos
LXVII. Mío para siempre
LXVIII. La belleza de la muerte
LXIX. El despertar de un nuevo vampiro
LXX. La región de los no muertos
LXXI. Mis colmillos me traicionan
LXXII. Antes y ahora
LXXIII. Hijos de las tinieblas
LXXIV. Te quedaba grande ser vampiro
LXXV. Jamás me condenarás al olvido
LXXVI. Un vampiro no ama
LXXVII. Matar a un vampiro
LXXVIII. Se nos murió el alma
LXXIX. ¿Por qué reías?
LXXX. De rojo
LXXXI. Un beso envenenado
LXXXII. La vida no existe
LXXXIII. Una noche más
LXXXIV. No quiero ser vampiro
LXXXV. Porque te extraño
LXXXVI. Prohibido amar
LXXXVII. Aún nos queda una noche
LXXXVIII. Amor prohibido, amor eterno
LXXXIX. Tú, maldito monstruo
XC. El baile de los vampiros
XCI. Amor sangriento
XCII. Beso inmortal
XCIII. Te presiento
XCIV. Viendo morir la noche
XCV. Bienvenido al reino de la oscuridad
XCVI. La luz de tu piel
XCVII. No oses matar un vampiro
XCVIII. La soledad del vampiro
XCIX. Sólo una sombra
C. Resaca vampírica
CI. Nada de ti
CII. Amémonos ahora
CIII. Sinfonía sangrienta

Poemas Oscuros:                                

I. Seductora sombra                                      
II. ¿Dónde hay poesía?                                  
VII. Cuando la tristeza nos desgarra                 
XI. ¿Cómo olvidarte?                                  
XII. Cuando nadie nos escucha                   
XV. Cuando dijiste adiós                                 
XVI. Me condenas al olvido                             
XXIII. Ángel caído
XXIV. Nada queda de tí
XXV, Tu pérfida boca, tu maldito adiós
XXVI. Maldiciones desde la tumba
XXVII. Más allá, en el cementerio
XXVIII. La voz de los muertos
XXIX. Voy a dolerte un poco
XXX. El silencio, ese silencio
XXXI. Mis lágrimas
XXXII. No fue la distancia
XXXIII. ¿Por qué me arrancas de tu alma?
XXXIV. Muertos en el mar
XXXV. Esa manía nuestra de morir
XXXVI. ¿A qué le tienes miedo?
XXXVII. Llueve en el cementerio
XXXVIII. Jamás nos amamos
XXXIX. Flores sobre tu tumba
XL. El lago de la muerte
XLI. Silencios en el mortuorio
XLII. Un final sin adiós
XLIII. Fantasma enamorado
XLIV. Algún día
XLV. Volveremos a vernos
XLVI. Cuando mueres
XLVII. Enterrado vivo
XLVIII. Nada entre tu y yo
XLIX. Tristeza
L. Querido mío, sin rencor
LI. Monstruosa oscuridad
LII. Endemoniados silencios
LIII. Réquiem melancólico
LIV. Aquí te entierro, aquí te olvido
LV. No sé por qué
LVI. Ahora, que vivimos siempre muertos
LVII. Fue sin querer
LVIII. El osario
LIX. Falso amor
LX. La insoportabilidad de estar muerto
LXI. Di al muerto que se levante
LXII. Melancolía
LXIII. Que la tristeza me ahogue
LXIV. Que nadie se acuerde de ti
LXV. Los muertos lloran
LXVI. Los desconsolados
LXVII. Ámame barquero de la muerte
LXVIII. Tu maldito silencio
LXIX. Donde mueren los recuerdos
LXX. ¿Qué voy a hacer contigo?
LXXI. Olvidándote
LXXII. Al abismo más negro te destierro

Poemas de Ultratumba



                                            

          




No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas