Olvidándote

Cual presagio funesto
se aparece, negro espectro,
la interminable figura de tu recuerdo
recorriendo cual sierpe mi memoria.

Te hago reo,
preso de mi 
en ésta noche aciaga
y construyo en el aire tu sepulcro
para enterrarte,
tumba de olvido y llanto,
sin epitafio,
¡Qué el silencio te devore!
Amnesia de ti
flotando en el beso de una brisa
que te lleva...
allá, donde moran
los recuerdos muertos.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas