Nada de ti

Que tu boca etérea roce mi piel
no significa nada;
nada hay en el abismo macabro
de esos tu labios que me susurran muerte,
nada en el aire que tu garganta exhala
y me grita: ¡Bebe!
Nada de ti
y todo...
en el incendio del alba,
todo en el abrazo de la mañana
cuando acuna mis cenizas
y muero en la luz sabiendo
que nada obtuvo tu negrura de mi,
¡Nada!

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas