Sólo una sombra

Sólo una sombra,
eso soy,
y dos tristes orificios coagulados
en tu inerte garganta.
Sólo una sombra,
una mariposa nocturna
que vuela entre flores de carne pálida,
que liba sangre
y se posa distraída
en ese rincón donde el silencio duerme,
cual ángel caído
después de una trágica tormenta.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas