No oses matar a un vampiro

Extinguida la luz 
¿Cuál es el ocaso del vampiro?

A ti...que osas empuñar el filo miserable
que me desmembre,
que dibujas altanera la mueca en tu faz,
histriónica boca tuya que me grita: ¡Muere!

¿No ven tus ojos nublados
que nada late en mí?
Ya morí... ¡No soy humano!
y no es tu mano quien la vida arrebata,
es mi boca, siempre mi boca
y los colmillos ocultos tras mis labios
los que otorgan o quitan...

Pagarás tu afrenta, tu osadía,
el enojo del vampiro ruge en las tinieblas,
qué toda la ira del averno
desgarre tu carne impía,
tu insolencia a borbotones
llenando de sangre mi copa,
tu espada quebrada,
tu indigna vida en mi boca.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas