Una noche más

Etéreos y sin forma 
levitamos sobre las agujas de un reloj dormido
guardando la arena del tiempo en los bolsillos,
acumulando telarañas en las rendijas de nuestra alma:
Negra, pérfida y herida
por esa misericordia que nunca concedimos.

Ennieblados, surcamos las fauces abiertas de la noche,
con el sopor en las manos
y el hambre tiznada de rojo
emitiendo un único alarido:
Sangre...rugiendo cual tormenta
en el profundo abismo de nuestras entrañas.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas