Tú, maldito monstruo

Tú, que irrumpes en mi noche
y embelesas con tus ojos hechiceros
mis ojos aún dormidos.

Tú y tu ejército de silencios
que con trémulo sigilo
acallan de mi boca el grito.

Tú, que posas con delicadeza
el filo de tu gélida garra
en mi aterrada garganta.

Tú, ¡Maldito monstruo!
Ni siquiera un instante de conmiseración;
indagas en mi mente convulsa
y susurras en mi oído
palabras que quiebran
mi eco mudo.

Temible antesala son tus labios
que guardan en su gruta, 
pavorosa y oscura
cuan preciado tesoro esas dos dagas,
homicidas colmillos.

La sangre mana,
mi corazón se detiene
y tú...te deleitas
con la música que emana el silencio
y el calor...que aún queda
en mi cuerpo muerto.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas