Te presiento

Te presiento
a la hora en que el tiempo titubea
y en adagio se aletarga,
a la hora en que los muertos
abandonan sus tumbas,
en el vuelo silente del búho,
en el aleteo del cuervo
y en mitad del inquebrantable silencio;
te presiento...
con tu halo de tinieblas
y tu ejército de sombras,
tu enigmática figura
a dos palmos sobre el suelo,
te presiento...
tu susurro en mi cuello
y te siento,
tu boca sobre mi boca,
tu boca sinuosa, reptando,
tu boca entrando en los confines 
de mi trémula garganta.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas