La luz de tu piel

Clavo mis pupilas sobre tu cuerpo desnudo
deleitándome en la luz de tu piel blanca
y me pregunto:
¿Cuánto tiempo subsistirá el fulgor
que hechizada me tiene,
en tu tez, tu torso de nieve y alba?

Poso mis labios sobre tu piel ávida,
ansiosa de boca que la recorra...
te beso despacio,
centímetro a centímetro
hasta llegar al borde de ese río
que trémulo palpita en tu garganta.
Te beso como si no existiera un mañana
y súbitamente...
los monstruos que estaban aletargados en mi alma
se despiertan y rugen
en insaciable locura.

Mi hermoso humano,
mi bella pálida criatura,
mil avernos aúllan en mi garganta,
mil tinieblas, 
mil ejércitos de sed oscura.

Imposible evitar lo inevitable,
mis colmillos se desbocan
cual indómito corcel...
la sangre mana,
fluye hacia el abismo de mi boca
y tu luz, poco a poco, se apaga.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas