El baile de los vampiros

Danzad, danzad vampiros,
atrapemos la noche 
con la punta de nuestros colmillos,
con el borde de nuestras garras,
mordamos la luna,
asesinemos su luz,
apresemos luminarias
en la jaula de nuestras sombras.

Danzad, danzad vampiros
esta canción de los no muertos
hasta que el violín se desangre
y el laúd entone su trágico sonido.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas