Fue sin querer

Fue sin querer 
que evoqué lienzos negros,
brunas sombras ocultando tu figura,
ilusa y falsa, sempiterna en mis rincones.

Fue sin querer 
que imaginé telarañas,
grises trazos cosidos
en tus labios llenos de mentiras.

Fue sin querer
que apagué las luces confiando
en que la oscuridad se tragase
el falso brillo de tus malditas pupilas.

Fue sin querer...

y quiero creer
que fue sin querer
que te fuiste,
para siempre, sin adiós,
sin siquiera despedirte.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas