De rojo

Vistes de rojo
enfureciendo a la noche en su llegada
y en la antesala de sus puertas oscuras
te derramas en ríos sanguinolentos
incendiando las tinieblas con tus púrpuras venenosos,
llamándome en un musitar incesante
para que entregue, sin dudar un instante,
la nívea curva de mi cuello
a la insaciabilidad de tu boca hambrienta.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas