Un vampiro no ama

Sesgas el aire con tu rumor constante,
me evocas como si fuera un espectro
y esperas que aparezca ante ti,
quimérica ilusión,
mientras tus labios murmuran
palabras que me hablan de amor.

Querido humano;
ningún sentimiento habita mi negro corazón,
nada me conmueve, 
nada me estremece,
nada hay que palpite en el abismo de mi alma.

Tal vez,
en un lejano acto de vacua conmiseración,
tal vez...

pudiera recoger tus lágrimas
en esa copa donde mora la sangre,
beberme tu melancolía,
escribir tu nombre
en el libro de la oscuridad
y tal vez, de cuando en cuando,
recordarte, mas...
¿De qué serviría?

Te arrodillas y gimes promesas
insistiendo en un "para siempre"
y no entiendes, iluso,
que el amor no existe en las tinieblas,
no entiendes
que un vampiro no acaricia: Desgarra,
un vampiro no besa: Muerde,
un vampiro no ama: Mata.

Secuestraré tu nostalgia
en un único gesto de negra caridad,
abriré con mis sombras senderos
en los granates del crepúsculo
y confiaré...
en que apagues el murmullo de tu voz
y huyas
antes que la sed despierte
en la profundidad de mis entrañas,
antes que mi monstruosa sed me invada.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas