Un final sin adiós

Si en vez de tiznar la distancia con silencios,
de pintar abismos en el espejo,
de mantener la copa vacía...
y la boca muda,
nuestros ojos se hubieran hablado,
si nuestra mano, acaso en un despiste,
una argucia del destino que cerraba este cuento,
hubiera en su ademán escrito el gesto,
ese adiós sobre el aire que nos asfixiaba,
que nos separaba.

La cobardía cual ladrón de ánimas en pena
nos robó el alma
y temerosos ante la certeza del final,
ni tu ni yo movimos siquiera los labios...

Así quedan algunas historias,
suspensas en el filo de la incertidumbre,
solas, olvidadas
y sin despedida.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas