Un baile de máscaras

La noche no es más que un baile de máscaras
donde los mortales danzan cual marionetas,
apremiados por la necesidad de ocultar su faz
de un teatro donde el protagonista es homicida.

El vampiro, depredador sediento abre el telón
a éste macabro teatro, detiene del reloj su arena
y en cada golpe sostenido de hora indaga...
sus ojos neblinosos incendiados en rojo
tanteando el miedo en la pupila de quien huye,
en el latido desbocado por el pánico.

El silencio es cómplice con su disfraz de mimo
y delata los pasos de quien respira...

El vampiro danza sobre el negro escenario
y antes que el telón cierre sus cortinas,
el teatro nocturno se tiñe de sangre...

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas