Tu maldita luz

No me ofenden tus palabras
ni me conmueven tus lágrimas,
inmune al frenesí de tu vida
aferrándose a la vida,
no encuentro ultraje en tus gestos
mas sin embargo hay algo
que desconoces
y sin embargo me agravia,
despierta mi furia
y hace que te desangre con ira,
saña en mis colmillos:
¡Odio inacabable
para la maldita luz que irradias!

Luz, sol, alba de todas tus mañanas,
incendio aborrecible que calcina.

¡Muere infeliz!
Que el beso perpetuo de la oscuridad
me acompaña.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas