Silencio para el vampiro

La noche nos bosteza su oscuridad
y exhala una tormenta de alaridos,
los vampiros solitarios y sedientos
escribimos versos góticos
en las paredes de las tinieblas,
un poema por cada susurro de sangre
para sosegar la cólera que nos invade...
el humano no cesa en su forcejeo,
no cesa en su tumulto de gritos
y no entiende
que el vampiro ama el eco mudo,
la soledad del sendero abandonado,
la negrura noctámbula
y el silencio de quien es nuestro alimento.

La noche nos bosteza
y el vampiro hunde sus colmillos...

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas