Noche de muertos

Noche de ánimas y vagabundos espíritus,
de caminos solitarios y meditabundos
donde los sedientos quedamos extraviados,
abandonar el confortable raso del ataúd
y desperezarnos para que el pensamiento
se inunde cual cenagoso pantano
con un lienzo en rojo, fijo, quieto, estático.

Quisiera abandonar la idea de la sangre,
por un instante recorrer éstos páramos,
recorrer por recorrer,
bailar con la dama soledad un vals demoníaco,
susurrar algo al búho que ulula,
levitar entre el vuelo de los murciélagos.

Noche de muertos y campanas que tañen,
una, dos, siete...¿Cuántas son?
Cirios reflejando su fulgor entre las lápidas
y ningún mortal en las calles,
nadie en quien fijar el abismo vítreo de mis ojos,
nadie que acompañe al vampiro,
que solitario y sediento bosteza
en la negrura infinita de la noche.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas