Mis colmillos me traicionan

Me inquietan mis colmillos,
parecen tener vida propia
y antes que la sed me invada
me traicionan,
ni tiempo queda cuando perforan
algún cuello distraído,
la sangre mana
y mi boca se incrusta voraz
mientras mi pensamiento
aún no reacciona.

Quisiera deleitarme en el murmullo
de la vena que palpita sinuosa,
insinuándose seductora,
recrearme en esos ojos anegados en terror
que no saben lo que está sucediendo,
embelesarme en esos últimos quejidos,
en el último aliento,
disfrutar el embriagante momento
de saciar mi incipiente hambre...

pero mis colmillos 
ingratos e insaciables
no tienen paciencia
y siempre son más rápidos que yo.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas