Enterrado vivo

¿Y si la tierra cae sobre mi sepultándome?
¿Y si en ese vértigo de casi muerte,
mis labios dibujan el grito
y nadie lo escucha?

Y cuando la lápida, mármol gélido,
cruja sobre los bordes de mi tumba,
la palabra quedará muda para siempre
y nadie sabrá que en mis pulmones
aún hay aire y en mi corazón vida.

Y cuando la noche caiga 
y mis entumecidos dedos arañen la caja,
prisión de ataúd que me contiene,
el silencio hará rehén de mi timorato sonido
y ni a las estatuas del cementerio
arribarán mis rasguños en su pétreo oído.

Allá abajo,
más abajo del abismo
que profundo oculta mi fosa,
quedaré enterrado vivo
sin que nadie sepa nunca...
que aún respiro.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas