Duele transformarte en uno de los nuestros

Duele ser la mano, la boca que transforma,
cuando se es aquél que arrebata la vida
y sabes que al siguiente segundo la devuelves,
sin luz, opaca y ennieblada,
eterna pero llena de cicatrices que han de supurar
antes de sellarse para siempre.

Duele beber de ti, sabiendo que en cada sorbo
me bebo tu alba y tus mañanas,
tu humanidad y todos los recuerdos que aún te quedan,
duele hasta sangrar lágrimas
en cada succión y cada convulsión;
ser el dueño de tu próxima inmortalidad
es un calvario lleno de dagas.

Te privaré del sol perpetuamente
y serás condenado a vagar entre silencios
e infinitas noches solitarias,
convertiré el fulgor de tu alma
en un renegrido corazón sin pálpito ni compasión.

Duele hacerte uno de los nuestros,
asesinar todos tus sentimientos,
duele y sin embargo éste dolor
me provoca un hermoso placer,
me regocijo en la satisfacción 
de ofrendarte la eternidad.

La oscuridad ahora también te pertenece,
bebe de mi, bebe sin culpa
que las tinieblas nos acogen
en su abrazo infinito.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas