Vampiro enamorado

Desde mis abismos, 
desde mis tinieblas, 
con la oscura tinta de mi oscura alma
te escribo esta carta:

Tu que no me sabes,
que me desconoces,
que desoyes muescas
que en cincel imprimo sobre tu figura,
a ti son mis letras,
a ti mis brumas
y de ellas y el crepúsculo
sus púrpuras para que vislumbres
si acaso, el leve fulgor
que en pedazos quiebro
para hacer espejo sobre tu universo
y que en algún sueño
me intuyas, amor.

¿Cómo desangrarme en granate tarde? 
¿Cómo hacerme lluvia? 
¿Cómo sugerirme en todos tus pliegues? 
¿Cómo ser ventisca de tu boca abierta 
si los labios cierras sin decir mi nombre? 
¿Cómo ser tu aire para que me inspires, 
para en bocanadas entrar en tu sangre 
y ser el instante en que me palpites...
sintiéndome dentro, tan dentro?

No me sabes, vida, 
no me sabes labios cuando en pesadilla 
derramas sollozo y poso caricia en pétalo orquídea 
sobre esa tu boca que onírica grita, 
no me sabes daga de tu soledad,  
vendaje en tus llagas, 
cauce de tus lágrimas, 
no me sabes, vida...
y aunque desconozcas, 
te amo siempre, ahora, 
y en cada mañana donde tu respiras.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas