Un vampiro nunca muere

Podrás separar mi cráneo de mi cuerpo,
penetrar en la gruta de mi oscura boca
e insertar la piedra que crees clausure mis colmillos;
podrás clavar lanzas, espadas 
y cuanto objeto punzante quieras
en el abismo imperecedero de mi negro corazón,
podrás invocar a todos tus ángeles y santos,
clamar al cielo,
sepultarme en el pozo más profundo,
asesinar la noche, si así lo prefieres
y que sólo exista el día, las mañanas,
el sol.
Podrás encadenarme 
y esperar al alba,
que todo mi ser sea devorado por el fuego,
hacer de mi existencia cenizas
e incluso soplarlas...al aire.

Pero mientras en tu mortal universo
siga latiendo la sangre,
los vampiros siempre encontraremos
la manera de resucitar.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas