Jamás nos amamos

La esquela del olvido se queda,
sola, como tu, solo 
en la soledad de la memoria,
allá permanecen tus silencios,
las veces que callaste,
eco mudo soplado al vacío,
las veces que mentiste y qué, iluso
creíste que yo creía...
jamás un espejismo fue tan claro.

¿Quién fue el dueño del engaño?
Tus mentiras languidecen en la distancia,
se ahogan bajo ese puente tan largo
construido sobre la nada.

Jamás tu boca fue de mi boca,
el beso era una quimera
que alimentaba nuestro ego,
un castillo en el aire
que algún tornado se llevó.

Ni me amaste,
ni te amé,
sin embargo no me arrepiento,
no me remuerde la conciencia
haber fingido ser la falsa princesa
de tu hipócrita cuento.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas