No fue la distancia

Culpé a la distancia
de ser lecho mortuorio,
sepulcro en engaño
que embelesó con sus rosas,
sus orquídeas, todas aquellas flores
a nuestros ojos, corazón...y labios.

Culpé a la distancia
de insolencia y soberbia,
de soledades escritas sobre paredes vacías,
de cartas que nunca llegaban,
de esperas hondas, profundas,
donde aquello...
que osados llamamos amor,
se marchitaba en cada paso
que las horas daban.

Culpé a la distancia del frío
que se nos acumulaba
en esa cripta oscura, húmeda y enmohecida
donde los sentimientos agónicos,
heridos de muerte,
daban sus últimas convulsiones,
el último aliento exhalado
en el cementerio de los besos cadáveres.

Culpé a la distancia
y no vi los gusanos,
no vi la tierra cayéndonos encima
ni vi la lápida cerrarse,
no escuché el silencio.
ese interminable silencio...

No fue la distancia,
amor,
nos separó el olvido,
lo que callamos,
lo que ocultamos
y nunca nos dijimos
y el abrumador paso del tiempo.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas