Te amo, ¡Hazme inmortal!

Imaginaste, iluso de ti,
que “para siempre” era una certeza,
esa verdad que implacable se escribe
en las líneas ocultas de un crepúsculo,
esa afirmación que trás un beso incendiado
opaca y engatusa al alma...
imaginaste que una eternidad
era la página infinita donde ambos viviríamos,
ese libro sin final...
imaginaste de más.

¡Hazme inmortal!
Tu súplica se escuchó en todas las ciénagas,
criptas y laberintos de las tinieblas.
¡Te amo! Repetías 
y yo levitando sobre ese suelo 
desde donde en vana genuflexión
seguías implorando.

Tal vez en otras vidas,
tal vez en otro lugar,
pero en mi vampírea condición
no encuentro resquicio alguno
donde el más mínimo sentimiento me conmueva.
“Para siempre” se escribe con sangre,
la eternidad es monstruosamente oscura,
y en las páginas de mi libro
sólo hay versos de soledad y silencio;
jamás nadie escribió “amor”
en estos labios míos que saben a muerte...
un vampiro no ama,
un vampiro se bebe tu vida
y condena su alma.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas