Suicidio de un vampiro

Te he visto horadar la tierra con tus blancas manos,
perforar el abismo buscando con desesperación
ese rincón oculto donde esconderte de las tinieblas,
pero perteneces a ellas,
eres bruma, infierno y ocaso,
no puedes silenciar tu verdad de averno y muerte,
no puedes huir...
eres eternidad, 
perpetuo, malditamente inmortal...

¿Cenizas?
¿Eso buscas ahora?
Regalar al astro sol tu don,
negar la sangre y tu raza primigenia,
tus orígenes noctívagos y asesinos,
¡Arder como un cobarde!
Ofrendar al alba tu sabiduría de siglos,
tu excepcional condición...

Yo maldigo la bóveda celeste,
los amaneceres y todas sus luces,
maldigo todo aquello que ose destruirte,
maldigo tus miedos y tu falta de coraje,
maldigo tu vida y tu muerte
y reniego de ti como vampiro.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas