Recordando tu muerte

...pero yo recuerdo, amor, cuando en tus nocturnos ojos
buscaba cobijo la luz y tus pupilas se incendiaban
cual luminarias en mitad de un oscuro camposanto;
yo recuerdo, amor, cuando en tus labios carnosos
se pintaba la luna y en esa claridad que alba parecía
perdía la razón absorta en tu sonrisa.

Yo recuerdo amor, la noche abriendo sus fauces,
y al tiempo que soplando la arena
de su reloj de cristal opaco y envejecido,
las horas y minutos sin compasión detenía
y recuerdo, amor, de la guadaña su arista
y de soslayo haber mirado al espectro
que negro como el plumaje de un siniestro cuervo
rubricaba en el aire cual insignia su nombre:
Muerte, muerte, muerte.

Yo recuerdo...
de tus iris la luz apagarse,
en tu boca la luna empañarse,
a lo lejos oír de campanas un tañer sin final,
tus pupilas rezumando ciénagas
y en tus labios gusanos
besando ese beso que no volverá.

Yo recuerdo al búho ululando,
el sonido de la hoja que silba
cuando un viento traidor la acaricia,
el frío tacto de tu cripta,
el atroz eco de la lápida cuando caía
despacio, muy despacio y su son
quebrando el silencio,
esparciendo pavorosos espantos.

Yo recuerdo, amor...
yo recuerdo.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas