Memorias vampíricas II

Él fue más inteligente,
no interrogó a tu cuerpo moribundo,
hundió sus colmillos en tu delicada piel
y bebió...

¡Bebió, bebió! 
Sorbió tu delgado hilo de vida
y te condenó,
él sí te condenó.

Si me hubieras permitido...
pero no hay retorno,
las tinieblas más perversas se aposentan en tu alma,
quién te hizo huyó...(siempre fue un cobarde)
y ahora seguramente vagas sin conciencia,
no sabes quien eres,
no sabes qué eres,
y la soledad es tú única compañía,
la soledad y una sed que no comprendes...

Tal vez algún día nos encontremos,
tú cual aparición macabra de vacuo pensamiento
y yo...

No puedo pensar,
la ira me inflama las venas y el pecho,
y en el fondo de mi ser, una voz,
un murmullo me golpea, me dice
que ojalá hubieras muerto.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas