Maldiciones desde la tumba

Maldigo los senderos de la parca,
sus macabras artimañas,
crápula muerte
que viste silencios
y ofrenda tañer de campanas.

Maldigo la nocturnidad y ese
su aliento liviano
que exhala solitudes y sombras,
maldigo su húmedo roce
y la herrumbre que engendra cada vez que llega
posándose sobre nuestras cruces.

Maldito sea el tiempo
y sus arenas negras
que en reloj despiadado
nos carga de años,
una eternidad morando en la tumba
hasta que el último visitante
pasa a formar parte de éste lugar
y ya nadie nos recuerda...

maldigo las horas
y la hiedra que verde devora
las lápidas y los sepulcros.

Bendita la luz que titila en la vela,
bendita la flor...
cuando alguien a vernos llega.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas