La paz del cementerio

...No es todo paz en éste último remanso,
también conviven ira y soberbia,
rencor y lánguida paciencia,
de los que no quieren estar,
de los que no saben que están,
de los que están y se resignan
y de los resignados cuando nadie acude ya
y pasan a llamarse: los olvidados.

Qué triste la noche en su deambular
por estos pasillos de cruces y mármol,
de herrumbre, ángeles petreos,
lápidas ajadas y estatuas que fingen llorar.

Qué lástima de soledad y de silencios callados,
de flores marchitas y búhos
que parecen ulular réquiem 
y plegarias fúnebres.

Qué fría la tumba
y que larga en el tiempo
cuando es hogar,
qué oscuro allí dentro,
tan dentro, tan dentro,
tan vacío el hueco,
tan ruidoso cuando la lluvia llega
en noche de tormenta
y nos ahoga la osamenta
y nos devora el alma
y la pavorosa mortaja.

Cuánto dolor en este lugar.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas