Ángel caído

Cerca del último espejo,
al final del oscuro pasillo,
sentado a la izquierda de un trono hueco,
espera el ángel la luz que no llega.

Arcángel de alas polvorientas,
de cielos extraviados en abismos
donde las puertas abren sus fauces
¡Bienvenido a las tinieblas!
Caíste, tropezaste en un crepúsculo incendiado
y ahora desesperas,
tú, dueño de plumas blancas
que violentamente agitas
confiando en ese alba...
que jamás vendrá,
jamás.

Besaste el suelo maldito,
embriagado de fugaces luminarias,
te equivocaste...
alas enjironadas,
carne pútrida,
bruna tez,
sin alma...
ángel eternamente caído.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas