Tu maldita carta de despedida

 Cada vez que la noche abre sus fauces
el silencio, cual hiena, acude y sobrecoge...
el alma queda en vilo y en pena,
las pupilas se inundan lacrimosas
y un columpio de dudas asalta el vacío
en la blanca pared donde escribí tu nombre.

Dos golpes en la mesa anuncian rabia,
ira en la copa de vino vacía...ira
en el papel arrugado en la oscura mesa:
Tu maldita carta de despedida...

¡Ay, amor!
Qué siniestra calima, árida bruma
me cimbrea y carcome el corazón,
qué tornado agónico de sentimientos:
odio, tristeza, blasfemias y lágrimas
perforando mi doloroso latir...
y mi muda voz.

La nocturnidad lo enmaraña todo,
sierpe que bosteza de llantos sonatas sempiternas
y construye abismos donde el alma cae
mientras una mano invisible cierra la lápida;
ténebre oquedad, fatídico sepulcro
éste vacío que la noche me ofrenda
para condenarme por siempre a revivir 
tu inhumana memoria.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas