Espectros extraviados en algún lejano sendero

Allí morimos...allí
y no lo sabemos.

Tus ojos se clavan,
pupilas al norte de un paraje árido,
noche en calma,
perplejidad tatuada en el negro de tus retinas,
incrédulo avanzas...
espectros en comitiva atravesando tus pasos,
profundo lamento, rumor lejano
¿Qué, quienes sois?
silencio mudo en eco sostenido.

Somos los que estamos
e invocas y clamas plegarias
enciendes candela y tu mano
en ese humano gesto ofrenda una rosa,
pétalos para los muertos,
dibujas luminarias en las letras de tus labios,
¡luz, luz, luz para las almas!

La memoria de la muerte
no siempre mora en el camposanto.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas