Carta ...a un viejo amigo

Esta vez, querido amigo, no insistiré,
permaneceré ausente en esa esquina
contemplando tu ruin opacidad...
y después puede que caiga de hinojos 
ante ese altar que la nocturnidad te ha construido, 
besaré tu tenue sombra despidiéndome 
y esperaré a mañana, 
cuando la noche de nuevo nos engulla, 
mañana volveré a ser insistentemente obstinada. 

La eternidad es tan larga 
y el ayer tan lejano 
que el sopor nos ha devorado, 
la distancia, el hastío; 
el súcubo que me habitaba se ha ido 
y el tálamo quedó entre telarañas, 
musgo, óxido enmohecido. 

Éramos, querido, éramos 
pero el tiempo nos ha consumido, 
la soledad se ha instalado en nuestras venas 
y el deseo, aún hambriento 
queda sepultado en la infinitud de nuestras secas gargantas. 

2 comentarios:

EROIKA DUNKEL dijo...

que rico poema, gracias por el

Ingrid dijo...

Muchas gracias Eroika!! por leer, comentar y disfrutar el poema.

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.

Etiquetas